Otra Mirada Suramericana, Chile en recuperación

Artículo Publicado en Revista Dracma (julio 2010). Autor:  Álvaro Altamirano.

Chile es uno de los países más activos sísmicamente del planeta, con una historia de registros sismológicos importantes tales como el evento telúrico más potente en la historia de la humanidad, el terremoto de 1960, con una escala Richter de 9,5 grados. Probablemente esta tradición geológica sea parte de la respuesta, de por qué luego de soportar un destructor terremoto y maremoto el pasado 27 de febrero, Chile se encamine hacia la plena reconstrucción.

Según estimaciones del Ministerio de Obras Públicas (MOP), entre los daños causados por el terremoto de 8,8 grados en la escala de Richter y su subsecuente maremoto, encontramos: 486 muertes humanas, más de 500.000 viviendas destruidas parcial o totalmente, más de 1.200 puntos de infraestructura vial afectados, el deterioro de 3 de los mayores puertos comerciales, más de 25 hospitales con infraestructura parcialmente inhabilitada, etc.

El actual presidente de Chile, Sebastián Piñera, recibió la banda presidencial apenas 12 días después del terremoto y calculó el costo total de la reconstrucción en US$30.000 millones, equivalentes al 15% del Producto Interno Bruto (PIB) estimado para 2010. El nuevo Gobierno sigue la línea de reconstrucción iniciada por el saliente gobierno de Michelle Bachelet.

Como parte del proceso inicial de reconstrucción, es importante resaltar la recaudación de US$90 millones a través de un tele-maratón organizado por la Fundación Teletón y el Gobierno de Chile.

Otra acción importante fue la aprobación de la Ley del Fondo Nacional de Reconstrucción[1], la cual según el Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, permitirá recaudar US$300 millones en dos años. Esta Ley presenta un atractivo mecanismo de beneficios tributarios para donaciones nacionales y extranjeras que se destinen a financiar la reconstrucción y atenuar los efectos del terremoto. Dentro de estos beneficios tributarios se incluye el descuento o “rebaja como gasto de las sumas donadas de su renta líquida imponible”, o sea, la exclusión de la donación en la partida de renta imponible para el pago del Impuesto a la Renta (IR). También, para los contribuyentes extranjeros que pagan impuestos sobre distribución de dividendos o repatriación de utilidades,  se crea un crédito fiscal equivalente al 35% del monto donado.

En relación al desempleo causado por la destrucción de activos productivos, el gobierno Chileno en conjunto con la empresa privada y los trabajadores han elaborado acuerdos para reducir en lo posible los despidos. Así, en la labor de reconstrucción de viviendas, a la fecha el gobierno ha contratado a 15.000 personas, dentro de un cupo máximo de 30.000 empleos de emergencia.

Otra muestra de rápida recuperación se evidencia en el ámbito comercial, específicamente relacionada con la exportación de cobre Chileno, cuya industria se reactivo en menos de una semana de haber acontecido el terremoto, debido  al compromiso gubernamental de cumplir con sus contratos internacionales.

Por otro lado, el Presidente Piñera anunció modificaciones provisionales a los impuestos que pagan las grandes empresas, la industria del cobre, y el tabaco; con lo cual el Ministerio de Hacienda prevé recaudar US$8.431 millones en los próximos cuatro años. En el caso de la industria del cobre, se aplicará un nuevo sistema de royalty con una tasa variable de entre 3,5% y 9,0% aplicable a los márgenes operacionales de las grandes empresas del cobre, sustituyendo las tasas fijas de entre 4% y 5% sobre las utilidades operacionales del sistema anterior. Con esta modificación se recaudarían US$700 millones adicionales en el período 2010-2013.

Adicionalmente, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo de Chile, luego de la catástrofe creó el plan de reconstrucción “Chile Unido Reconstruye Mejor”. Este ministerio, en conjunto con organizaciones de gestión social, contempla la reconstrucción de 133.994 viviendas y la reparación de 61.956 más.

Bajo estas premisas alentadoras de capacidad de regeneración, seguramente este país miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se reconstruirá plenamente pronto, ya se observa un crecimiento económico de 1,0% en el primer trimestre de 2010[2].


[1] Biblioteca del Congreso Nacional de Chile (BCN), Ley 20444, (28/05/2010)

[2] Banco Central de Chile (BCCh), Cuentas Nacionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s